El mito de la excelencia como búsqueda de mejoramiento ha sido tan abusado por los formadores, coach y entrenadores que ha perdido su significado.

La cosa aún más grave es el hecho que se habla continuamente, como continuamente se habla de rendimiento, sin nunca explicar que es realmente un alto rendimiento.

En primer lugar tenemos que hacer una diferencia entre “high performance” y “pick performance”.

Frecuentemente un pico de rendimiento puede confundirse con alto rendimiento cuando en cambio tiene dinámicas completamente diferentes (un coach que no conoce esta diferencia difícilmente será capaz de reproducir en el interprete una o la otra). Leer más